jueves, 28 de mayo de 2015

Viviendo el Ayuno Intermitente Real - El primer día.




Mi primer día en el Ayuno Intermitente

Lo Bueno, Lo Malo y lo Feo



> > > >     Lo Bueno: 

¡Me sentía más emocionado que un gato!
Había leído mucho* así que me sentía seguro
Tenía una gran expectativa y me sentía un tanto nervioso pero bien, como antes de saltar de hablar en público. ;)

> > < <       Lo Malo:

Sentía que la comida me extrañaba... y yo a ella!
Tenía como cinco frascos de mermelada de distintos sabores que me gritaban seductoramente desde la despensa:
"Ven ¡tómame!, ¡Soy tuya!"
Pero fui mas abstemio que un monje tibetano y ahí se quedaron deseándome las pobres, al menos hasta la hora que me tocó romper el ayuno.
(Si soy dulcero ¿y qué?) :)

< < < <      Lo Feo:

Se lo conté a todos mis amigos...
Me miraron todo el día como si me estuviera cortado las venas. TODOS tratando de desanimarme:
"Te vas a hacer daño", "Vas a perder músculo...", "Mi nutricionista dice que...".


 Recomendaciones:

¡Emociónate! 

Sí, el Ayuno Intermitente Real va a cambiar tu vida, mejorar tu salud, controlar tus niveles de azúcar, colesterol y aumentar tu expectativa de vida. Además que te vas a ver y sentir mucho mejor.

Aléjate de las tentaciones. 

Sobretodo el primer día, si vas a preparar comida para otros trata de que no incluyan tus comidas favoritas y si puedes aléjate de la cocina y mantente ocupado.

No lo comentes con nadie! **

Tus amigos serán los peores enemigos de tu propósito!
La mitad de ellos se preocupan por ti y si no han leído te hablarán desde su ignorancia, la otra mitad te odia en secreto y quieren que estés gord@ siempre para verse bien a tu lado.***
Si preguntan por que no comes basta con decir que te duele la panza.

Notas:

* Lamentablemente para la mayoría de los hispanos la buena información esta en inglés, con esta página espero aportar mi granito de arena para cambiar eso.
** Si tienes alguna condición especial de salud habla con u profesional de la salud antes de intentar este o cualquier otro programa alimenticio o de ejercicios.
*** Eso fue un chiste... ¿o no?